Header Ads

Un viejecito en la calle

Hace unos días, mientras estaba parado con el coche en un semaforo, (raro en mi :-) vi a un viejecito en la acera parado delante de un escalón. En un primer momento, no me di cuenta de lo que sucedía, pero examinando la escena un poco más me fije en que el anciano en cuestión apenas podía caminar y ese escalón representaba para él un reto casi insalvable. Bien podía dar mediavuelta y avanzar hacia otra zona menos complicada, pero ahí estaba, casi sin sostenerse en pie y decidido a subir el escalón.

Hice ademán de bajar del coche pero el semáforo se puso en verde y un nanosegundo más tarde el coche de atras pitó.

Me fui, pero esa imagen se quedó grabada en mi cabeza a fuego. Este dibujo es un pequeño tributo a ese anciano. Más adelante haré algo más serio para la ocasión. Se lo merece.

3 comentarios

Jaime Fernandez dijo...

Divertido concepto..me gusta el dibujo mas la historia....Este personaje tiene mucho partido...y juego....Capullo...no paras de dibujar!!!:P...ja.....ja......

Aurora dijo...

Y tanto que no paras!! aquí nacen los dibujos por arte de magia
Y mucha "magia" la que tiene éste!
Me ha encantado y sorprendido la historia, la ilustración está genial...
Y es que no nos damos cuenta de esas pequeñas hazañas diarias...gracias!!!!!!
un bico grande!

judson dijo...

Este tipo de cosas sólo se le pueden ocurrir a alguine con verdadera sensilbilidad hacia el mundo y hacia el arte,tienes un toque genial!!!

Felicidades.